Leche Pascual

Preguntas frecuentes

Leche Pascual no produce para marcas de la Distribución. Trabajar con nuestra propia marca ha constituido siempre un principio estratégico por lo que la calidad de Leche Pascual sólo la encontrarás en nuestros productos.

Nuestra marca tiene un valor diferencial que el consumidor sabe apreciar.

Para ello, cada eslabón de la cadena que ofrece como resultado productos de una marca de fabricante como Leche Pascual conlleva una serie de compromisos tangibles, con la calidad y la alimentación saludable.

El valor de la marca Leche Pascual se traduce en un prestigio conseguido lo largo del tiempo basado siempre en razones de calidad, innovación y servicio, motivos por los que el consumidor está dispuesto a pagar un diferencial de precio.

Desde el trabajo mano a mano de nuestro equipo de veterinarios con el ganadero a fin de obtener la mejor materia prima, la recogida diaria y su entrega en planta en menos de 24 horas, pasando por la atención personalizada al cliente y el respeto medioambiental, para acabar con el compromiso con el consumidor a través de la promoción de la salud, todo el proceso se halla orientado la elaboración de un producto diferenciado, con características claramente identificables y avalado por una marca de prestigio.

Hay una corriente de medicina alternativa muy antigua que no recomienda el consumo de leche para la población no lactante. Es una teoría no justificada, que carece de evidencia científica y que asocia el consumo de leche al desarrollo de otras enfermedades para las que no hay ningún tipo de relación. Sin embargo, sí hay multitud de estudios que avalan sus indiscutibles beneficios para la salud. Recordemos que el consumo de leche es una recomendación básica realizada por todos los profesionales de la salud de nuestro sistema sanitario y se realiza la constante advertencia de que su consumo debería ser más alto.

Para intolerantes a la lactosa Leche Pascual presenta su leche Pascual Sin lactosa. Descubre aquí más información sobre el mundo de la Sin lactosa.

Por supuesto, Leche Pascual Sin Lactosa será el sustituto ideal de la leche en la elaboración de tus recetas favoritas. Podrás utilizarlo en cremas de verduras, para suavizar purés, para elaborar bechamel y croquetas y por supuesto para cocinar tus postres favoritos.

El gluten es una proteína que se encuentra en cereales como el trigo, la cebada, la avena, etc. Hay un determinado grupo de población que presenta problemas para digerir el gluten de estos alimentos, son los llamados celíacos. La leche no contiene gluten y por lo tanto es un alimento apto para celíacos.

Por tercer año consecutivo hemos obtenido el premio de "Sabor Superior" otorgado por el "International Taste and Quality Institute". Esta institución tiene un jurado formado por 140 Chefs y Sommeliers miembros de 12 de las más prestigiosas asociaciones europeas gastronómicas, que realizan una cata a ciegas de cada uno de los productos y lo analizan sensorialmente; en base a su experiencia le asignan una puntuación.

Leche Pascual lleva defendiendo desde hace más de 40 años el sector ganadero: ayudando a su profesionalización, mejorando su competitividad y fomentando su sostenibilidad en un entorno cada vez más complejo. Actualmente recogemos más de 400 millones de litros cada año a 500 ganaderos.

Leche Pascual recoge diariamente la leche para entregarla en la fábrica, sin faltar ni un solo día a su cita con sus proveedores, lo que constituye un doble compromiso: con el ganadero y con la calidad del producto.

Leche Pascual ha integrado a sus productores en las más avanzadas técnicas de autocontrol y certificación, a través del Programa de Seguridad Alimentaria. Se trata de un programa pionero en el sector lácteo español, que garantiza todo el proceso de producción de la leche a través de un exhaustivo análisis preventivo de las explotaciones ganaderas.

Además, Calidad Pascual superó satisfactoriamente la auditoría de certificación de la ISO 22000 de seguridad alimentaria referida a los sistemas de recogida y transporte de leche aplicable a las fábricas lácteas del grupo.

Por otro lado, la empresa ha perfeccionado el estricto control de los distintos pasos que sigue la leche desde que se recoge hasta que llega a la fábrica, asegurando con los más modernos medios tecnológicos la trazabilidad de la materia prima: identificación por GPS de explotaciones y cisternas, transmisión de datos de recogida en tiempo real, toma de muestras automáticas...

En definitiva, tendemos hacia la sostenibilidad de la actividad de la producción primaria. Anticipándonos al futuro y aplicando todos aquellos avances en los que trabajamos para ser más eficientes.

La Uperisación, nuestro tratamiento para dar larga vida a la leche, consiste en una inyección de vapor directo a 148oC durante tan solo 2 segundos y 4 décimas, con lo que se mantienen las vitaminas, proteínas y minerales de la leche, además de su sabor y color naturales. Es el único método que evita la oxidación de la leche porque durante el proceso extrae el oxígeno. Mantiene todo el olor, sabor y color propios de la leche fresca recién ordeñada.

Nuestros ganaderos mantienen una relación de confianza con la compañía, basada en el respeto mutuo, el trabajo conjunto y el intercambio de experiencias durante muchos años. Leche Pascual ha actuado desde siempre en esta dirección. Por ejemplo, poniendo a disposición de la estructura productiva de los ganaderos una importantísima cantidad de recursos financieros para aumentar su competitividad o integrando a sus productores en las más avanzadas técnicas de autocontrol y certificación, a través de programas que garantizan a las explotaciones estar en el primer nivel productivo, tanto desde el punto de vista económico como sanitario.

Además, Leche Pascual ha sido pionero en la firma de contratos estables de compraventa de leche, con prácticamente el 100% de su recogida de leche bajo este modelo de contratos con los ganaderos. Por lo tanto, la extensión del contrato en sus relaciones con los ganaderos constituye una clara apuesta de Leche Pascual por la estabilidad del sector.

La calidad de Leche Pascual está avalada por un proceso cuidado exquisitamente: es leche de ganado vacuno selecto; los ordeños son automáticos e higiénicos; inmediato enfriamiento de la leche a 4ºC antes de tomar contacto con el aire tras el ordeño; recogida del producto en camiones laboratorio-cisterna, que rechazan la leche que no cumpla estrictas normas de calidad; control de calidad en la recepción de materias primas en las plantas; uperisación o corriente de vapor de agua a 148ºC durante 2,4 segundos para eliminar gérmenes; envasado aséptico en brik; control final de calidad y calidad total en todos los productos.

Leche Pascual entiende que la calidad no solo ha de reflejarse en sus productos, sino también en todo lo que rodea su producción.

Leche Pascual adopta cualquier tecnología que permita actuar con el máximo respeto de su entorno medioambiental, respetando el principio de desarrollo sostenible con normas básicas como la reducción máxima de la producción de residuos, la recogida de envases y la minimización del impacto ambiental de estos.

Además, apostamos por los sistemas energéticos eficientes como la cogeneración e implantamos medidas de ahorro energético que se traducirán en un ahorro a futuro de 14 millones kWh/año. El uso continuado de la cogeneración en el complejo de Aranda de Duero como proceso respetuoso con el entorno ha supuesto un ahorro de energía de más de 1.524 millones de kWh en los últimos 20 años

Por último, el proyecto de movilidad sostenible de Calidad Pascual es un eje destacado de la estrategia ambiental. La compañía impulsa proyectos para minimizar el impacto ambiental de su actividad de reparto y transporte de mercancías, tanto de larga como de corta distancia.